PRIMEROS AUXILIOS

MAPEO

Instrucciones para hacer un mapa preliminar de problemas

Un mapa de problemas y asuntos relevantes es importante para comprender el problema principal, es decir, el conflicto al que nos estamos enfrentando.

Las perspectivas tienden a diferir. Nosotros, además, tendemos a simplificar los problemas. Esto es natural, sobre todo si hay alguna confusión o desacuerdo respecto a dónde reside el problema. Cabe recordar que los actores involucrados (las partes interesadas) ven el problema desde diferentes ángulos o puntos de vista. Nadie tiene la perspectiva correcta o la perspectiva equivocada. Las personas involucradas en el conflicto simplemente tienen diferentes formas de ver el problema.

Hay que procurar ser objetivos. No debemos adoptar una perspectiva particular; en vez de eso, hay que tratar de ponernos en el lugar de cada uno de los actores involucrados.

Preguntémonos:

¿Cómo ven ellos el conflicto y los problemas relacionados con este?

¿Qué es lo que cada uno de ellos considera importante?

Recuerde: las personas no son problemas, los problemas son problemas. Después de hacer el mapa de problemas haremos el mapa de las personas involucradas en el conflicto.

–   Materiales

–   Una hoja de papel grande,

–   Algunas notas adhesivas (post its o similares)

–   Algunos bolígrafos o lápices, preferiblemente de diferentes colores.

–   Si tiene stickers pequeños de colores, puede usarlos. [A1] 

También se puede hacer el mapa en un tablero o pizarra. Un computador puede servir también, usando aplicaciones como PowerPoint. Sin embargo, funciona mejor cuando los miembros del grupo pueden escribir y mover las notas ellos mismos. 

Tener en cuenta que se puede trabajar solo o -mejor aún- con un grupo de personas. 

Un problema

–  Se requiere de un problema con el que se pueda trabajar. Este problema puede ser…

–  Un problema real con el que un grupo esté familiarizado

–  Un problema hipotético para practicar y entrenarnos. En este caso se puede describir un escenario para usarlo a modo de ejercicio. Tomaremos como problema uno que no sea obvio ni rutinario, sino un problema donde se involucre algún grado de tensión o conflicto.

Tiempo

–  Entre 45 minutos y una hora si está trabajando con un grupo.

–  Tal vez menos de una hora si trabaja solo.

1) Identificar el problema.
Escribir el problema con el que vamos a trabajar en un papel adhesivo (post it) o directamente en el papel.
2) Identificar los sub-problemas.
Los subproblemas son partes más pequeñas del problema principal. Podemos ubicarlos en el espacio debajo del problema principal. Se puede regresar a esta zona posteriormente y agregar otros más, si es necesario.
3) Identificar otros problemas relacionados.
Los problemas relacionados son problemas separados que afectan al problema principal o a cualquiera de los asuntos o problemas secundarios. Deben identificarse por separado y con otro color o convención. Pueden ser problemas más grandes y más antiguos que el problema principal y que los subproblemas. Puede ser que no se tenga control sobre ellos, pero aun así hay que tomar nota de ellos: pueden ser problemas que afectan de alguna manera al problema principal.
4) Identificar interrelaciones.
Ahora dibuje algunas flechas y líneas haciéndose esta pregunta: ¿Qué problemas están interrelacionados? Si hay uno que afecta al otro, agregue una flecha.
5) Identificar tensiones y/o polaridades (posiciones contrapuestas).
Ubicar los asuntos o problemas donde hay tensión. Para esto puede usar los colores verde, azul, morado y rojo para mostrar qué tan alto es el nivel de tensión o conflicto (estos colores se corresponden con la “línea de resistencia”. Estos asuntos pueden marcarse a mano con alguna convención, o con un post-it, o con un sticker, etc. En la ilustración hemos utilizado banderines para ubicar los problemas donde hay tensión.
6) Identificar el punto de partida.
Para esto, debe identificarse el problema más urgente o, si no hay problemas urgentes, el más adecuado para empezar a trabajar.
  1. -El problema más urgente es el que debe tratarse rápidamente: a este puede ponérsele un color, marcarlo con un sticker, etcétera. En la ilustración hemos utilizado una estrella.
  2. – Si no hay problemas urgentes, puede discutirse cuál problema puede ser un lugar conveniente para enfocarse en el momento de diseñar la intervención del diálogo y la mediación social.)

MENÚ DE ACTIVIDADES PARA DIÁLOGOS CIUDADANOS

  • Informar

    • Datos inesperados
    • Dicho y hecho
  • Consultar

    • Cinema local
    • Votación en el espacio público
  • Deliberar

    • Juegos tradicionales participativos
    • Tomémonos alguito

Datos inesperados

Intervención en el espacio público y la vida cotidiana para entregar información de interés a la ciudadanía: diagnósticos, datos para sensibilizar sobre una problemática, asignaciones presupuestales, entre otras. Por ejemplo, se puede utilizar para rendir cuentas o socializar Planes de Desarrollo.

Dicho y hecho

Intervención en el espacio público para entregar información sobre acciones planeadas e involucrar a la ciudadanía en su seguimiento.

Cinema local

Simulación de una función de cine con una película atractiva para el grupo meta en un lugar público (parques, casas de cultura, centros culturales). Para asistir a la actividad los ciudadanos entregan, como boleta de entrada, un tarjetón con su respuesta a la pregunta del diálogo ciudadano

Votación en el espacio público

Instalación de instrumentos de votación en el espacio público para que la ciudadanía seleccione su respuesta a la pregunta del diálogo ciudadano de una manera fácil y divertida.

Juegos tradicionales participativos

Recreación de un escenario para practicar una versión corta de un juego tradicional y atractivo que involucra solo dos participantes. Mientras transcurre el juego los ciudadanos intercambian argumentos basados en la pregunta del diálogo ciudadano.

Tomémonos alguito

Creación de un espacio de conversación informal entre la ciudadanía y la alcaldía en el que se comparte una bebida (no alcohólica) y se obtiene la respuesta a la pregunta del diálogo ciudadano.